VIAJE ESPECIAL A FEZ – MARRUECOS

Visitar Fez es retroceder en el tiempo y adentrarte en una ciudad de la Edad Media. En la Medina de Fez puedes encontrarte desde animales en libertad como burros o caballos a mercados en plena calle, artesanos elaborando sus oficios, fuentes públicas y una cultura árabe que se siente en todos los rincones de la Medina.

Y es que Fez se divide en dos, la parte nueva que nada tiene que envidiar a una ciudad de Europa y la parte de la Medina, más cerrada y más típica que entre sus miles de calles perderse es lo normal.

Dentro de la Medina, existe la posibilidad de hospedarse y yo, lo recomiendo. Hay Rihats bastante económicos, muy limpios y cuidados que te permitirán vivir tu estancia en Fez mucho más intensamente que si te hospedas en uno de los lujosos hoteles de la ciudad moderna. Una vez asentado, lo ideal es contratar un guía para no perderse por las calles de la Medina y que te muestre las Mezquitas, las plazas, los lugares donde elaboraban la tela y un sinfín de actividades artesanales que podrás ver cómo se realizan.

Respecto a la comida, puedes comer en los restaurantes situados en la entrada de la Medina, platos típicos como el cuscus o el kebab. Otra opción es comprar en los puestos callejeros las tortas de pan típicas o los pasteles de miel.

Fez es toda una referencia en Marruecos, es una de sus ciudades imperiales y centro cultural para estudiantes del país. Las puertas y murallas que rodean la Medina del antiguo Fez son magníficas y una de las mejores representaciones de la Edad Media en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *