VIAJAR A BALI

 

Dentro de un numeroso grupo de islas, pertenecientes a Indonesia, localizamos Bali entre dos grandes océanos, el Océano Índico y el Océano Pacífico.
Refugio de paz, espiritualidad y ritmo acompasado en un adagio permanente.
Sus gentes, emanan tranquilidad y equilibrio, ataviados con esmerados ornamentos y ropas, haciendo ofrendas florales en los numerosos templos. La inmensa variedad de especies de flores y todo tipo de plantas tropicales le confiere un gran atractivo. Se percibe el aroma en el ambiente. Es habitual, que los balineses adornen sus orejas con guirnaldas de flores. También nos sorprenderán los cultivos de arroz, proporcionando al entorno un toque casi mágico.
Las playas están dentro de esas imágenes que ilustran las agencias de viajes para despertar el interés del turista. El paraíso, en ocasiones rodeado de palmeras, donde pueden disfrutarse, sin barreras, los deportes acuáticos. En el norte, se agrupan las playas de arena negra, mientras que en el sur, lo hacen las de arena blanca, de finísimo grano. La temperatura es muy agradable y las puestas de sol, espectaculares. De Mayo a Octubre, puede ser la época más aconsejable para programar nuestro viaje.
Necesitamos un pasaporte con más de seis meses de validez para entrar en cualquier zona perteneciente a Indonesia. Los ciudadanos españoles, están obligados a visado que puede obtenerse en las fronteras, aeropuertos y puertos marítimos. Las autoridades son meticulosas en el tipo de visado, están perfectamente diferenciados el de viaje de negocios y el de viaje de turismo, si cometemos un error, creyendo que uno es válido para otro nos veremos metidos en un serio problema con las autoridades.
No son obligatorias las vacunas para ciudadanos españoles, pero se recomienda como prevención: Hepatitis B y tifus. Para consumo, agua mineral en cualquier zona, aunque estemos en un hotel de lujo.
La artesanía denota la habilidad y genio artístico de sus pobladores. Enormemente creativa y variada con inverosímiles materias. Hasta aquí, se mueven comerciantes del resto del mundo, para adquirir todo tipo de enseres a precios muy bajos. Este es otro de los atractivos para el turista, la adquisición de objetos por un valor mucho más asequible que en otras zonas, admitiéndose el regateo en la multitud y multicolor oferta.
BALI…. FASCINANTE!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *