MORELLA – CASTELLON (COMUNIDAD VALENCIANA – ESPAÑA)

Zonas turísticas.-

Lo que destaca, sin duda alguna, de Morella es su castillo, que semanalmente es visitado por una gran cantidad de turistas. Mucho antes de llegar a él ya se observa su silueta, y está compuesto por el palacio del Gobernador, la plaza de armas, el aljibe y dos torreones.

La construcción del castillo de Morella tiene forma poligonal y presenta varios niveles con forma de aro, que rodean el edificio principal. Sus catorce murallas, de dos kilómetros y medio de longitud, se extienden a ambos lados rodeando a sus habitantes.

Por otro lado, el acueducto de Santa Lucía, construído en el siglo XIV, constituye una de las obras de arquitectura civil más destacadas de la villa, y a las afueras de esta, se pueden realizar numerosas excursiones por el bosque mediterráneo de Pereroles, los saltos de agua de las fuentes de la Esperanza y Doncella, el nacimiento del río Cèrvol

Además, también se recomienda visitar las murallas medievales y sus famosas puertas, las casas solariegas de la zona, la iglesia de Santa María la Mayor y el convento de San Francisco, ubicado en la plaza a la que da nombre.

Fiestas y tradiciones.-

El calendario festivo del municipio de Morella es bastante amplio a pesar de que las fiestas mas conocidas son las del Sexenni, que se celebran cada seis años. Un año antes de que éstas, vayan a celebrarse, es tradición celebrar los festejos del Anunci, que anuncian que doce meses después se celebrará el famoso Sexenni, mediante una inmensa batalla de confeti donde los habitantes se organizan por carrozas.

Además, también se celebran las fiestas de San Julián el 7 de enero, las de San Antonio diez días después y las de la Prima, del 25 de Abril al 10 de Julio.

Gastronomía.-

La gastronomía típica de Morella abarca estofados, embutidos y pucheros. El queso, tiene también un alto protagonismo en este conocido municipio de Castellón. Son también tradicionales los pasteles de calabaza, boniato, carne y requesón.

En Morella, curiosamente, el aroma de la trufa, se utiliza como ingrediente tanto de postres como de primeros y segundos platos. En repostería destacan también las cuajadas, los mantecados y las magdalenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *