LA ISLA DE CHIPRE

En el mar Mediterráneo, en la parte sur de Turquía, situamos esta isla que hace de puente entre Europa y Asia. Geográficamente está dentro de la zona asiática, pero cultural y políticamente es europea. Pertenece a la Unión Europea, por lo que es suficiente nuestro DNI o pasaporte para realizar nuestro viaje.
Los inviernos son templados con veranos secos y cálidos y las condiciones de seguridad y sanidad son buenas. Su paisaje es montañoso, al norte con los montes de Pentadáctilos y al sur Troodos.
Hay dos grandes influencias dentro de la cultura chipriota que se entremezclan, la cultura griega y la cultura turca. Por tanto, nos ofrece vestigios, monumentos y arte dentro de ambas. Las iglesias ortodoxas y las mezquitas son sus símbolos más representativos.
Son muchas las civilizaciones colonizadoras que se han disputado la hegemonía de la isla, fenicios, griegos, micénicos, hebreos, griegos, persas, egipcios, romanos… todos ellos dejaron alguna huella a lo largo de la isla.
Hacia la zona sur de Chipre, podremos disfrutar de las mejores playas, recónditas pequeñas calas de agua cristalina y un maravilloso paisaje. Recomendamos una estancia cerca de Ayia Napa, donde además de estas playas, el ambiente nocturno es muy animado, lleno de jóvenes que se divierten a ritmo de las últimas tendencias. Los locales nocturnos y discotecas tienen el toque desenfrenado típico de estas cálidas islas.
Sin duda, disfrutaremos el viaje a Chipre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *