GUIA RAPIDA A ALASKA

Si su idea de unas vacaciones perfectas implica un paisaje impresionante, interactuando con una abundancia de vida silvestre y ponerse las botas de montaña para explorar un vasto desierto, el estado de Alaska en Estados Unidos, reúne todas las condiciones para ello. Situado en el noroeste del continente de América del Norte, Alaska acoge multitud de aventureros cada año para ser testigos de su belleza natural. En algunos destinos desde tierra se pueden presenciar glaciares gigantes, selvas exuberantes, picos majestuososy ballenas en aguas brillantes y transparentes.
Viajes destacados
 
La lista de las actividades que se ofrecen a los turistas en Alaska es muy amplio, pero aquí están algunos de los más populares: senderismo, kayak, observación de fauna y esquí de fondo.

El sendero Chilkoot

 
Este sendero de 33 millas de caminata es el más popular de Alaska, parte de Dyea y termina en Bennett  (Canadá). Un tramo del camino sigue el viaje de los pioneros de la fiebre del oro de Klondike de 1890 donde encontraremos restos de su presencia pueblos abandonados y calderas de tranvía en algún punto del recorrido. La caminata te llevará desde el bosque lluvioso en el lado de Alaska a la zona alpina por el Paso Chilkoot y luego al bosque boreal en el lado canadiense. Este viaje de tres a cinco días puede ser agotador y tienes que llevar tu propia comida, combustible, y la tienda para el viaje. Los osos también representan un riesgo y se aconseja llevar spray de pimienta y tener cuidado al almacenar alimentos.

Parque Nacional Denali 

 
Esto seis millones de acres de parque nacional es muy popular entre los turistas y aloja al pico más alto de América del Norte, el Monte McKinley de 20.320 pies. La montaña es también conocida por el nombre de Athabascan Denali que significa “El Grande” ha atraído a gran de
escaladores por su altitud, fue escalada por primera vez en 1913. Pero el montañismo no es el único atractivo del impresionante parque nacional de Denali. Está rodeado por la espectacular variedad de Alaska y lleno de vida silvestre como osos, caribúes, alces, lobos, zorros rojos y más de 160 especies de aves.
El parque nacional está a 240 kilómetros al norte de Anchorage y en su totalidad todo el parque tiene cosas que ofrecer, vale la pena pasar unas cuantas noches allí. Hay muchas opciones de alojamiento disponible en la entrada del parque.

Las Luces del Norte
 
Presenciar la danza de luces fluorescentes en el cielo es una experiencia verdaderamente fascinante pocos serán testigos en su vida del maravilloso acontecimiento. El impresionante despliegue de la Aurora Boreal, causados ​​por partículas de energía a partir de la colisión del sol con el campo magnético de la Tierra, se ve mejor en marzo y septiembre, cuando el cielo está claro y las condiciones son suaves. Visita la página web del Instituto Geofísico hay una guía sobre la forma de ver el fenómeno o para aumentar posibilidades pueden reservarse excursiones especiales para disfrutar de la Aurora Boreal.


Cómo llegar y alrededores
 
Vuelos con destinos a todo el mundo llegan al aeropuerto internacional de Ted Stevens en Anchorage;
Anchorage es la ciudad más grande y poblada de Alaska. El crucero es muy popular en Alaska, por tanto, es también una excelente manera de experimentar todo lo que Alaska tiene que ofrecernos.
Dentro del estado, Alaska Airlines vuela a la mayoría de las ciudades, y “aviones Bush se pueden alquilar para viajar a zonas más remotas. El ferrocarril de Alaska hace el trayecto desde Seward, a través de Anchorage a Fairbanks. También, tiene servicios de buses y de empresas como Seward y Homer Stage Line que realizan viajes a destinos turísticos populares.



Épocas para visitar
 
La temporada alta en Alaska se extiende desde mediados de mayo hasta mediados de septiembre, ya que es cuando los días son más largos y las temperaturas más cálidas. Sin embargo, esta época es cuando se disparan los precios y el alojamiento debe reservarse con antelación, por lo que valdría la pena considerar una visita a principios de mayo o finales de septiembre.
Si las actividades de invierno como el esquí, raquetas de nieve o trineos tirados por perros, además de asistir a las emocionantes carreras en esta modalidad son de su interés, los meses de noviembre a abril son la mejor época para visitar el pintoresco Alaska.


ALASKA…….. UN DESTINO UNICO!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *