EGIPTO – ESPLENDOR DE UNA CIVILIZACION

Quién no se ha sentido atraído por una civilización tan apasionante como la egipcia. Sus misterios, su espectacular desarrollo durante más de tres mil años con avances precursores de nuestra era moderna, su arte, cultura, ciencia… Egipto y su historia son únicos en el mundo.
Situado en el nordeste del continente africano y adentrándose en Asia con la península del Sinaí, este país cuenta con costa al mar Mediterráneo y Mar Rojo.
Su principal recurso y del que se dice que fue determinante para el avance de esta antigua civilización es el río Nilo. Antes y ahora todo se desenvuelve en torno a este inmenso río fruto de riqueza y vida para los egipcios.
Egipto, país desértico con gran parte de su territorio conformando el Sahara, ha tenido la gran fortuna de albergar uno de los ríos más caudalosos, permitiendo el desarrollo de tierras fértiles y la creatividad de sus pobladores. Por tanto, las zonas más habitadas se encuentran a orillas del Nilo, aunque, también, tiene algunas localidades importantes en el Mar Rojo y costa mediterránea.
No vamos a pretender desentrañar en este corto relato, la rica arqueología, las ciencias que tanto se cultivaron en la civilización antigua, el arte en toda su extensión y campos, los enormes y sobrecogedores monumentos, sus famosas y enigmáticas pirámides… infinidad de atractivos que aunque hiciéramos cientos de viajes a Egipto siempre nos quedaría algo por descubrir.
El Cairo, capital de Egipto, es la ciudad más poblada del mundo árabe. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad.
Si quisiéramos describir todas las maravillas necesitaríamos libros y libros; será más apasionante descubrirlo en vivo. Solamente una referencia, como no, a las pirámides de Guiza. La pirámide de Keops, una de las que mejor se conservan, está considerada una de las siete maravillas del mundo antiguo.
La preciosa mezquita de Ahmad Ibn Tulun, construída en el año 879, la del Sultán Hasán con sus 7.900 metros cuadrados de superficie. Museos, parques naturales, pintura, monumentos, escultura… y un largo etcétera. También sus famosos mercados y zocos son dignos de mención con unos precios asequibles donde es habitual el regateo. Nos sorprenderá, el contraste en el modo de vida, los palacios y grandes mansiones se mezclan con barrios humildes y lo mismo ocurre entre sus ciudadanos, donde las diferencias entre clases es evidente.
El clima es caluroso durante el día en contraste con la noche, donde la temperatura desciende moderadamente, lo que tendremos en cuenta a la hora de preparar nuestro equipaje.
El pasaporte debe tener una vigencia mínima de seis meses y es necesario visado; podemos obtenerlo en el aeropuerto de entrada, válido para treinta días.
En cuanto a condiciones sanitarias y de seguridad, debemos tomar las precauciones lógicas en cualquier viaje, consumir agua mineral y evitar comida que pueda estar contaminada.
En general, es un país seguro, aunque es mejor informarse de las zonas conflictivas y ser prudentes en nuestro modo de comportarnos; Egipto, es un país conservador de mayoría musulmana, por tanto, puede haber actitudes normales para nosotros que allí estén mal vistas.
Con todo ello, EGIPTO ES……. UNICO!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *